viernes, 31 de agosto de 2007

10 razones para odiar la saga "Star Wars", en su 30 aniversario


1 – Enterró el cine de gran presupuesto con ambiciones artísticas.

2 – Acostumbró al público en general a un ritmo narrativo frenético.

3 – Encumbró a un actor tan discutible como Harrison Ford.

4 – Inició la era del “merchandising” abusivo.

5 – Confirmó a los niños y adolescentes como espectadores básicos del cine.

6 – Se adaptó de maravilla a la cultura militarista de los EEUU.

7 – Fijó un relato fílmico descabellado del movimiento de las naves en el espacio, con maniobras aéreas y rumores subsónicos imposibles sin atmósfera.

8 – Arruinó para siempre el prestigio cultural de la CF.

9 – Convirtió a un cineasta raro y prometedor en un magnate pesetero.

10 – Prefiguró toda la era de la “franquicia”.

2 comentarios:

JohnTrent dijo...

A mí nunca me ha llegado esta saga, ni siquiera de pequeño. Con todo, me es imposible decir que la trilogía antigua sea mala, pues hay que reconocerle algunos meritos, y seguro que en su día fue flipante ver esas películas en el cine…pero me parece que han envejecido mal y han dejado al aire sus defectos. A parte, no me resultan del todo entretenidas si quiera.
Las nuevas poco que decir…digamos que sin comentarios, aunque los últimos minutos de La venganza de los Sith estaban bastante bien.

Abuelo Igor dijo...

Yo soy bastante ambivalente respecto a "Star Wars". Tengo clarísimo que estas películas son las responsables de que me guste la iconografía de la ciencia-ficción, y también que tanto lo bueno como lo malo del cine actual de entretenimiento viene de la creación de George Lucas.

Mira si soy mal fan de "star Wars", que NUNCA he conseguido que me vuelva a gustar la primera peli de la serie original, que sólo me produce una reacción de profundo aburrimiento.

Y puestos a blasfemar, ni siquiera encuentro tan abismalmente mala la segunda trilogía. No son películas que me entusiasmen, pero visualmente tienen momentos esplendorosos, y no encuentro que la trilogía original tuviese unos guiones mucho más adultos y desarrollados que esta última. Claro está que las tres primeras son pelis muy mitificadas. A ver qué habría pasado si "La amenaza fantasma" hubiese sido la primera de todas sin existir las de antes. Te apuesto a que habría sido un fenómeno de culto.

Si es que, desde que las religiones están desprestigiadas, ya la gente se identifica con lo que sea.